Ventana a la vida, 2018

Minimalismo suave

El espacio entre la armonía y el énfasis

Cuando los diseñadores buscan formas de armonizar los televisores con los salones, una obra de arte puede servir de inspiración. Las obras de arte y esculturas consiguen ser habitantes naturales del espacio a pesar de incorporar atributos visuales que llaman la atención. Combinando los elementos de "armonía" y "énfasis", dos características aparentemente incongruentes, el arte llena los espacios con tonos únicos que transmiten comodidad y lujo. El concepto "minimalismo suave" se centra en unir lo discreto y lo llamativo en el diseño de un televisor como objeto real.

Formas agradables
Hombre sentado en una silla
Texturas agradables
Superficies táctiles
Cortinas lujosas
Placas de color gris

De trato fácil: una cualidad importante para las personas y los televisores

Si los televisores pudieran encontrar ese equilibrio, la gente tendría más configuraciones para elegir y esa libertad ayudaría a integrarlos más en la vida diaria. Para materializar esa intimidad, el diseño de un televisor debe ser cálido. Es difícil que una persona distante o contenida se sienta cómoda. Lo mismo se aplica a los televisores: aunque los diseños minimalistas pueden ser básicos para sumergirse en la experiencia visual, existe el riesgo de crear diseños que parezcan fríos e inorgánicos si la filosofía minimalista se lleva al extremo.

Esa es la premisa del concepto de "minimalismo suave", un enfoque que utiliza detalles suaves, materiales y texturas atractivos, y tonos cálidos, para acabar con la frialdad del diseño minimalista. ¿El resultado? Un televisor que asombra encendido, eliminando elementos superfluos para maximizar el poder de la experiencia visual, pero que se integra sin esfuerzo en su entorno cuando está apagado, armonizando con el espacio como una obra de arte. Vivimos en una época en la que la sencillez y la comodidad son más importantes que nunca. En este contexto, el "minimalismo suave" es la nueva encarnación de lo que puede ser un televisor.

Cómo la antinomia puede generar nuevo valor

Siempre intentamos buscar nuevas experiencias y nuevo valor en la antonimia, lo contradictorio, los elementos paradójicos del diseño. El "minimalismo suave" propone básicamente un "blanco negro". Por un lado, tiene una presencia visual enfática, pero por otro se integra en los espacios con el tímido aspecto de un sistema de video. El objetivo era desarrollar un televisor que ofreciera equilibrio entre estas dos dimensiones y se adaptara a los estilos de vida actuales.

Tako, director artístico

Una presencia imponente que acentúa el espacio

El soporte de BRAVIA®, que imita la exquisita presencia de una escultura, cuenta con una sencilla estructura de barras metálicas cuadradas que entran en contacto con la superficie inferior en puntos individuales. Se trata de un diseño que crea la sensación única de equilibrio y tensión que se suele encontrar en las galerías de arte. 

Gracias a su sólido diseño, que utiliza una forma de V invertida para garantizar la estabilidad, el soporte es ideal para colocar una sound bar, además de integrarse de forma atractiva en la estética del salón.

La pantalla se apaga, pero el estilo se mantiene

No todo en un salón tiene una función. Las obras de arte y esculturas no hacen nada. Un televisor apagado también entra en esa categoría. Las obras de arte transmiten energía y riqueza por su simple presencia, y queríamos ver si podíamos conseguir lo mismo con los televisores. Por eso hemos adoptado una nueva perspectiva en el enfoque "Minimalismo suave". En lugar de observar la presencia física del televisor como distracción que se debe eliminar, lo reinventamos como un activo con sentido.

Yokota, director artístico